Diagnóstico y propuestas de intervención

Frente a la duración del anterior proceso esta fase fue la de menor extensión, la semana del lunes 31 de Marzo al viernes 7 de Abril. En ella intervino el alumnado de cuarto A de ESO y el de Bachiller. Participaron las materias de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales y Lengua Castellana de cuarto, e Historia de Canarias en Bachiller.

Comenzó con una explicación del profesorado sobre las diversas categorías de valores patrimoniales. Después, el alumnado leyó individualmente un documento recopilatorio de todas las respuestas a sus preguntas iniciales, que debía servir como fuente para detectar los citados valores y también las principales amenazas de la Sima y de la Marfea. Al mismo tiempo, el grupo de cuarto de ESO comenzaba la corrección y edición del citado documento, con su profesora de Lengua Castellana.

En tercer lugar, nuestros alumnos y alumnas cumplimentaron de forma individual una tabla en la que debieron exponer analíticamente los valores y amenazas de cada lugar, añadiendo sus factores y razones. Según su diagnóstico personal debieron además hacer propuestas concretas de intervención, indicando los objetivos que se proponían con cada una. El grupo de Historia de Canarias de Bachiller sólo abordó el análisis de la Sima, de acuerdo con los contenidos de su materia, y desde la óptica del proceso de europeización de las Islas desde la Baja Edad Media europea. Pese a las diferentes ópticas, se produjo una notable coincidencia general entre los diagnósticos de cuarto y de bachiller.

La mayoría del alumnado (sólo 4 no entregaron sus ejercicios en 4º A) supo detectar los diversos valores y amenazas de cada sitio. Incluso apreciaron alguno más de los previstos inicialmente, pudiendo también exponer en la mayoría de los casos las razones de esos valores y amenazas.

No obstante, algunos alumnos de cuarto A confundieron valores con amenazas en el caso de la Marfea. No interpretaron la cercanía de la Central Térmica, de las plantas desaladoras o del vertedero del Salto del Negro como un valor científico del lugar. Y más trabajo les costó realizar propuestas de intervención concretas. En ocasiones fueron poco precisas. Sin embargo, la puesta en común del trabajo individual nos permitió contar finalmente con una buena serie de propuestas colectivas y de objetivos que alcanzar con ellas. Como sucedió con el diagnóstico, se produjo igualmente una gran coincidencia entre las propuestas y objetivos de cuarto de ESO y de bachiller.

Anuncios