Interés histórico de la Sima

Causas de la Guerra Civil

El 17 de julio se inició en Melilla el  “Alzamiento Nacional”, que el general Mola había concebido como un golpe simultáneo en todas las comandancias militares, para lo cual, además de la ayuda imprescindible de la oficialidad del ejército, se había buscado la colaboración de los monárquicos, tradicionalistas y falangistas.

En los días sucesivos, la sublevación se propagó por diferentes zonas de la península  triunfando particularmente en Galicia, La Meseta Norte, Navarra y Aragón, pero no en las grandes ciudades ni en los centros industriales. El general Sanjurjo debería haberse hecho cargo de la dirección, pero murió en un accidente de aviación.

El hecho de que  el alzamiento no triunfase ni fracasase provocó la escisión del país en dos zonas, entre las cuáles estalló una guerra civil que, contra todas las previsiones, se alargó durante tres años: 1936-1939.

Desarrollo de la Guerra

El general Franco, comandante general de Canarias, se trasladó en avión desde las islas a Marruecos para ponerse al frente del ejército de África, cuyos efectivos sumaban unos 50.000 hombres entre legionarios y mercenarios marroquíes. Estas tropas cruzaron el estrecho de Gibraltar en aviones alemanes para unirse a los sublevados en Andalucía, que estaban comandados por el general Queipo de Llano.

Durante las primeras semanas  de combate  se comprobó que el ejército rebelde superaba en organización, disciplina y suministro al ejército republicano, formados por improvisados batallones mixtos de soldados, guardias y civiles voluntarios. Se calcula que las víctimas  de esta cruel represión superaron la cifra de 50.000 en cada zona.

Las tropas de Franco tomaron la iniciativa y conquistaron toda la zona Norte peninsular. Hubo ataques y bombardeos aéreos contra la población civil en Valencia, Madrid y Barcelona. También resultó destruida la ciudad vizcaína de Gernica por la aviación alemana. En esta operación murieron unos 2.000 civiles. Finalmente Aragón y Castellón fueron ocupadas por el ejército de Franco, quedando la zona republicana partida en dos y Cataluña aislada.

El fracaso de la ofensiva planeada por el general Vicente Rojo en el frente del Ebro durante el verano, dejó a la república prácticamente derrotada, acentuando así las distensiones internas entre los partidarios de la resistencia a ultranza y aquellos que se mostraban favorables a intentar una negociación de paz, aunque Franco rechazó esta posibilidad.

Grupo de reservistas grancanarios antes de salir hacia el frente en la Península, a comienzos de Septiembre de 1938

Grupo de reservistas grancanarios antes de salir hacia el frente en la Península, a comienzos de Septiembre de 1938

En diciembre de 1938, las unidades de Franco ocuparon Cataluña y el 28 de marzo de 1939 cayó Madrid. La guerra había terminado. Como reconoció el general Vicente Rojo: “Franco ha vencido por nuestro errores”.

La represión en Gran Canaria

En las islas no hubo guerra, pero las acciones represivas alcanzaron un gran despliegue que contribuyó a creer un clima de miedo y terror generalizado en la población. Pocos días fueron suficientes para liquidar los focos de resistencia que habían surgido en las islas. Son destacables las acciones que se produjeron en La Palma, Tenerife, Gran Canaria  y La Gomera.

En Gran Canaria tiraron a personas por la Sima de Jinámar por defender la legalidad republicana en oposición al golpe de estado del 18 de Julio de 1936 y eran todos republicanos. Y otros muchos murieron por todas las Islas, como José Miguel Pérez, dirigente comunista de la isla de La Palma y fundador del Partido Comunista de Canarias, fusilado tras un consejo de guerra en el Barranco del Hierro en Tenerife, el 4 de Septiembre de 1936.

Cráneo con un impacto de bala hallado en el fondo de la Sima por un grupo de espeleólogos. En SUÁREZ BOSA, Miguel Y OTROS: De la república a la Guerra Civil en Las Palmas, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria, 1992, pág. 130.

Cráneo con un impacto de bala hallado en el fondo de la Sima por un grupo de espeleólogos. En SUÁREZ BOSA, Miguel Y OTROS: De la república a la Guerra Civil en Las Palmas, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria, 1992, pág. 130.

Se atribuyen, 213 muertos, entre ejecutados y desaparecidos en esta provincia. En estos cuadros aportamos los desaparecidos en los tres municipios del Norte de Gran Canaria y su fecha.

 MUNICIPIO

DESAPARECIDOS

REGISTRADOS

<1950

>1950

Gáldar

13

4

2

2

Agaete

28

13

1

12

Arucas

37

11

4

7

SUÁREZ BOSA, Miguel Y OTROS: De la república a la Guerra Civil en Las Palmas, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria, 1992.

Algunos nombres de personas tiradas por la Sima son el rocoso luchador Florido, que se llevó a un falangista consigo en el último forcejeo antes de caer al vacío, o el concejal comunista Pepe Tejeras, “Carlos”, el de Arucas, supuestamente, arrojado por la Sima.

José Santana Florido, luchador del popular Club Adargoma del barrio de San José

José Santana Florido, luchador del popular Club Adargoma del barrio de San José

Sitios de interés

Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales (CEDOBI)

LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA-THE SPANISH CIVIL WAR

Portal de la Guerra Civil española

Anuncios