Nuevo sitio sobre la Sima de Jinámar y la Marfea

En el curso 2005-2006 nuestro centro (en aquel entonces IES Jinámar III) llevó a cabo un proyecto interdisciplinar de Educación Patrimonial sobre la Sima de Jinámar y la Marfea. Ese trabajo mereció el primer premio en la modalidad de Educación Secundaria Obligatoria del Programa de Contenidos Canarios, de la Consejería de Educación del gobierno autónomo. El producto más destacado fue el sitio Web La Sima de Jinámar y la Marfea: lugares de nuestra memoria reciente, que permaneció alojado en los servidores de una empresa operadora de telefonía hasta que ésta unilateralmente decidió eliminarlo, al igual que otros centenares (o quizás miles) de sitios más.

Pero lo hemos recuperado, en otro servidor y en otro formato, tipo blog. No obstante, hemos procurado respetar en lo posible su factura original, especialmente en su estructura, que se corresponde con las demás secciones de este sitio. Aunque también hemos hecho algunos cambios que parecían necesarios, como la actualización de los enlaces a sitios de interés relativos a los diversos valores patrimoniales de ambos lugares, o en la presentación de las propuestas de intervención. Pero en el intervalo de estos siete años la Sima de Jinámar y sobre todo la Marfea también han vivido transformaciones importantes. Y aunque seguramente nuestro trabajo no las ha motivado, algunas de ellas formaron parte de nuestras propuestas de intervención.

En cuanto a la Sima, se ha instalado un panel bilingüe cerca de la boca de la chimenea, con un texto muy breve que señala los mismos valores patrimoniales observados por nuestros alumnos en el lugar, a excepción de la excelente comunidad botánica del piso basal allí presente. Además, se ha cercado la boca por razones de seguridad, pero no se ha acondicionado el camino de acceso, que sigue ofreciendo alguna dificultad, ni se ha señalizado la presencia de este Bien de Interés Cultural en la carretera colindante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por su parte, la Marfea se ha transformado sustancialmente en los últimos años redimensionando su valor simbólico, particularmente gracias a la reciente instalación de una espectacular estatua de Manolo González, el Exordio el Tritón. Con sus nueve metros de altura y sus dieciocho toneladas, se propone recibir a los visitantes llegados a Las Palmas de Gran Canaria desde el sur y el este de la isla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Junto a ello, se ha construido un gran aparcamiento al aire libre, que facilita la concentración de los aficionados a la Vela Latina en el punto de partida de las tradicionales regatas. Pero las demás obras de acondicionamiento (pasajes y vallas de seguridad) han favorecido asimismo su uso para otras actividades deportivas. El pasaje vallado que une el antiguo mirador (ya restaurado) y la explanada donde se encuentran el aparcamiento y el Tritón, constituye la única obra que figuraba entre nuestras propuestas de intervención.

Anuncios